ENDOSCOPIAS Y NUESTRAS ESPECIALIDADES

El término ‘Endoscopia’ deriva de dos palabras griegas: endo (dentro, interior) y scopia (ver, observar). De tal modo que endoscopia diremos que es ver dentro.

La endoscopia engloba varias técnicas que aplicadas mediante la introducción de un tubo flexible (endoscopio) con una lente en su extremo final y luz fría permite visualizar el interior de órganos y cavidades en nuestro organismo, accediendo por cualquiera de los orificios naturales del mismo. Así, por ejemplo, una otoscopia permite ver el interior del oído (oto-oído; scopia-ver).

 

ENDOSCOPIA DIGESTIVA

Entendiendo el concepto y aplicándolo en concreto a la endoscopia digestiva, podemos añadir que mediante un endoscopio el médico puede acceder y ver partes y órganos de nuestro aparato digestivo.

Siendo las más habituales y dependiendo de la zona que sea necesario explorar:

Gastroscopia, también denominada panendoscopia oral, exploración mediante la cual se accede con el gastroscopio a través de la boca y visualizar el esófago, estómago y primera porción del duodeno.

Colonoscopia: Técnica endoscópica mediante la cual  el médico puede explorar todo el colon, insertando a través del recto un colonoscopio.

Hay otros procedimientos que permiten visualizar y tratar otras partes del Aparato Digestivo:

CPRE, para la exploración y tratamiento en vías biliares. Ecoendoscopia, visualización de órganos a través de un tubo equipado con emisor-receptor de ultrasonido en la punta.  Etc.

Todas ellas además de visualizar el Aparato Digestivo permite que su médico pueda realizar acciones terapéuticas durante la exploración.

Éstas y otras técnicas y procedimientos puede encontrarlos más detallados y ampliados en el desplegable.

2_edited.jpg
3.jpg